El color verde, ser lleva muchísimo últimamente. Y nos da serenidad, sensaciones refrescantes ganas de no rendirnos en nuestra vida diaria para cumplir nuestras metas, nuestros sueños.

Hay muchísimas formas y maneras de poder introducir lo que es el color verde en nuestra vida, a nuestro alrededor. Es verdad, si decides encaminarte hacia el bosque, la sierra y otros parajes naturales, es muy fácil conseguir que el verde pueda llegar a estar en nuestras vidas, ¿pero qué ocurre si vives en la ciudad?

No siempre podemos permitirnos la libertad de salir corriendo de nuestras responsabilidades, tomar un poco el aire fresco, permitirnos que la naturaleza haga de las suyas y apacigüe nuestra mente con sus olores. En realidad, casi siempre, los momentos que podemos llegar a encontrar para tomar un buen descanso es el del medio día, pero, ¿aprovechamos bien éstas horas de descanso?

Aunque no lo creas, la decoración y los colores que podamos estar viendo son bastante importantes para nuestra vida diaria. Llega a influir bastante en nuestra forma de vida, también nuestro estado de ánimo puede llegar a verse distinto dependiendo de los colores que puedan estar rodeándote. Por lo tanto, ¿por qué no decoramos nuestro ambiente de un modo más agradable a la hora de comer?

En ese ratito libre, puedes permitirte un poco de belleza y paz. Por lo tanto, como es muy posible que no tengas algo de tiempo para meditar con una vela verde, ¿por qué no meditas mientras te alimentas?

Puedes adornar tu mesas con platos que estén diseñados con estampados vegetales, también puedes añadir en el centro alguna flor o planta artificial de color verde que te ayude a sentirte mucho más creativa cuándo la tarde llegue. Las servilletas, puedes aconjuntarlas con el color que decidas tener en tu vida, no tiene por qué ser precisamente de color verde. Pero el caso es que puedes meter las características naturales de un bosque, de manera artificial y sin que te cueste mucho trabajo en la mesa para animarte el día.

Los materiales, las plantas artificiales, la cubertería y todo aquello complementario que quieras utilizar para darle más belleza a tu mesa son los verdaderos protagonistas éste año que lograrán hacerte sentir mejor sólo con verlos.
Algo que queda precioso, son las plantas artificiales ocultas en saquitos de yute, queda muy minimalista y natural en el tema decorativo.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.